Puedes quedarte embarazada en cualquier momento del ciclo

Después de una relación sexual sin protección (RSSP), el espermatozoide puede sobrevivir durante aproximadamente 5 días dentro del aparato genital femenino. Puesto que una mujer no puede saber con seguridad cuándo ha ovulado, averiguar el momento exacto de la fecundación  es difícil. Lo que sabemos es que la implantación del óvulo fecundado en el útero ocurre entre 6 y 12 días después de la fecundación.

Se denomina “ventana fértil” a los 5 días anteriores a la liberación del óvulo (ovulación) más el día en que se produce la ovulación.

Riesgo de concepción del embarazo | ellaOne

Existe riesgo de concepción si se han mantenido relaciones sexuales sin protección durante esos 5 días anteriores a la ovulación, ya que los espermatozoides pueden sobrevivir durante unos 5 días y quedarse a la espera en las trompas de Falopio, listos para fecundar el óvulo. Sin embargo, un óvulo solo vive 24 horas.

Existe mayor riesgo de embarazo  cuando la ovulación se produce poco tiempo después de haber mantenido relaciones sexuales sin protección

La viabilidad de los espermatozoides disminuye durante los días posteriores a haber mantenido las relaciones sexuales. Esto significa que el riesgo de embarazo es mayor cuando la ovulación se produce en los tres primeros días después de haber mantenido relaciones sexuales sin protección o tras un fallo del método anticonceptivo.

¿Cuándo hay riesgo de concepción?

No hay manera de saber cuándo se va a producir la ventana fértil, ya que puede tener lugar en días diferentes cada mes.Riesgo de embarazo en la mujer | ellaOne

Eso quiere decir que puedes estar en riesgo de embarazo, si no está protegida, durante casi todo tu ciclo menstrual.

  • Puede que de un mes a otro no ovules el mismo día del ciclo.
  • En las mujeres con un ciclo regular, la ventana fértil puede producirse cualquier día entre el día 6 y el 21.
  • En las mujeres con ciclo irregular la ventana fértil no finaliza antes del día 28 de su ciclo1.

 

1. Wilcox AJ, et al. British Medical Journal. 2000;321:1259-62.